Resumen de El Gesticulador (Rodolfo Usigli)


Obra de teatro contada en tres actos que trata la historia de César Rubio y su familia que llegan a vivir al pueblo de Allende ubicado al norte del país. Julia y Miguel, hijos de César, ella con un fuerte complejo de fealdad y él decepcionado por haber dejado la escuela y no ser nadie, reclaman a su papá el haberse ido de la ciudad para vivir en el desierto donde no pasa nada. Miguel le echa en cara a sus padres la constante mentira en la que siempre han vivido para cubrir las apariencias sociales. César en una charla con Bolton, investigador norteamericano de la revolución mexicana -quien llega a su casa a pedir asilo a causa de un accidente-, se hace pasar por su homónimo, el general César Rubio de quien Bolton busca información y más tarde publica. A partir de aquí su vida y la de su familia toma un inesperado giro, ya que, el presidente municipal y diputados en nombre del pueblo y del señor presidente lo solicitan como candidato a gobernador. Elena, esposa de César, trata en vano de convencer a su marido para no aceptar e irse lejos sabiendo el peligro que César corre al sostener tal mentira que finalmente lo llevará a la muerte, aunque ya convertido en héroe.

Acto primero

La familia Rubio llega de la capital a un pueblo en el norte del país. Los hijos de César Rubio, oriundo del lugar y profesor de historia de México, están inconformes con el cambio y cuestionan a su padre las razones por haberlo hecho. Durante la fuerte discusión tocan la puerta, y al abrir se encuentran con un norteamericano que les pide asilo por una noche ya que sufrió un accidente. La familia Rubio decide darle hospedaje. A la hora de la cena el gringo –investigador de la revolución mexicana en Harvard- le cuenta a César sus intenciones en México, que son las de encontrar información sobre ciertos personajes de la revolución mexicana, sobre todo pistas acerca del general Cesár Rubio, principal figura de dicha revolución, para lo cual su universidad piensa invertir una considerable cantidad de dinero. Tras un importante intercambio de ideas e información, César da a entender al gringo ser el general de quien busca datos y que desapareció misteriosamente de la escena política del país. El gringo se siente fascinado con el hallazgo y se pone de acuerdo con César para iniciar inmediatamente el proceso de papeleo en su universidad y reunir las pruebas que César dice tener. Todo se planea aparentemente como un secreto, sólo Elena, esposa de Cesar los escucha y difiere de la idea de su marido pero no puede hacer nada.

Acto segundo

Cuatro semanas más tarde Julia platica con su mamá sobre su padre a quien siente cada vez peor, malhumorado, no habla con nadie, incluso dicen que pareciera que los odia, al llegar César, Elena discute con él, su cambio de actitud –siempre de mal humor- desde que el gringo se fue con la información y los documentos que César finalmente le vendió por lo que su marido se siente muy presionado, Elena le muestra su solidaridad pero le dice que olvide todo y se vayan a vivir a otro lado. Llega Miguel su hijo, con un periódico en la mano, a cuestionar a su padre el por qué nunca les a contado su pasado y la historia de su vida, le pregunta a Elena si ella cree conocer realmente a su esposo, y les lee la noticia del periódico que cuenta el descubrimiento del profesor Bolton de la universidad de Harvard sobre el caso de César Rubio, el desaparecido general revolucionario y de cómo lo encontró viviendo en una humilde casa de madera aislada cerca del pueblo de Allende. La familia queda sorprendida con la noticia, tocan a la puerta y esta vez son el presidente municipal y dos diputados que llegan a conocer a César y a comprobar mediante un testigo, un viejo del pueblo, que efectivamente se trata de César Rubio. Dichos hombres le ofrecen a Rubio la candidatura de gobernador del estado, argumentando la importancia de la reaparición del general César Rubio y la petición del presidente de que así sea. Elena trata de persuadir a su marido de no aceptar e irse del pueblo pero César Rubio apoyado por su hija Julia y los políticos ahí presentes, acepta la candidatura. Afuera el pueblo lo aclama.

Acto tercero

Cuatro semanas después la sala de la familia Rubio sirve como oficina para la candidatura de César Rubio, es el día del plebiscito en el cual el pueblo decidirá al próximo gobernador. Rubio recibe un telegrama de apoyo por parte del presidente de la república. Antes de marcharse con sus colaboradores al plebiscito, Cesár recibe la visita de Navarro su contrincante a la gubernatura, conocido de la infancia a quien César no había visto desde su llegada al pueblo. Navarro amenaza a César con decir la verdad acerca de su verdadera identidad si éste no desiste de la candidatura y le deja libre el camino para ganar, lo que César rechaza y le asegura que nadie le creerá porque el pueblo está convencido de que él es el general, y al contrario, le dice a Navarro que él tiene más que perder, ya que Rubio lo denunciaría por los asesinatos que Navarro a cometido para llegar al poder incluyendo el del mismísimo general Cesar Rubio. Sin querer Miguel escucha la conversación de su padre con Navarro y queda consternado al enterarse de la verdad. Elena le suplica inútilmente a César no ir al plebiscito por temor a Navarro y le pide decir la verdad. Miguel discute fuertemente con su madre y le reprocha por haber permitido que su papá llegara tan lejos con una mentira así. Elena defiende a César argumentando que todo lo hizo por ellos y al llegar Julia apoya a Elena, que le pide a Miguel ir al plebiscito porque teme por César tras la amenaza de Navarro. Miguel discute fuertemente con Julia y se va. Vuelve más tarde junto al presidente municipal a anunciarle a la familia la muerte de César quien fuera asesinado por un supuesto fanático católico durante el plebiscito. Navarro llega más tarde a la casa de la familia a darle su más sentido pésame a la viuda, argumentando que han perdido a un gran héroe, Elena lo corre y Miguel le dice qué cómo se atreve a ir ahí si todos saben qué él es el asesino de César, que él mismo los escucho cuando discutían y que dirá toda la verdad, Navarro le contesta que no podrá probar nada y que tampoco puede quitarle al pueblo lo que es de ellos y sale gritando ante la multitud que lo aguarda fuera de la casa “viva César Rubio” . Miguel se va.

Personajes principales

César Rubio: Profesor de historia, deja la ciudad para mudarse a su pueblo natal en busca de un mejor nivel de vida para él y su familia. Inconsciente de las consecuencias se hace pasar por el general César Rubio. Buen padre y esposo pese a los reclamos de sus hijos por lo contrario. Pese a la mentira que lo envuelve, es un hombre honesto y trabajador.

Elena: Esposa de César. Solidaria con su marido a pesar de no estar de acuerdo con su decisión de hacerse pasar por el general César Rubio. Madre comprensiva, conciliadora entre César y sus hijos.

Miguel: Hijo de César. Duro crítico de su padre, se dice que en su época universitaria participó en movimientos estudiantiles.

Julia: Hija de César. Acomplejada por su fealdad. Al principio reprocha a su padre por haberse ido a vivir al desierto y más tarde lo apoya en su candidatura argumentando que dicho suceso le dará la belleza que no tiene.

Bolton: Personaje central, su aparición en casa de los Rubio da origen al conflicto de la obra. Profesor de historia en Harvard, se muestra entusiasta al enterarse por César su ¨cercanía¨ con el general Rubio a quien Bolton investiga como uno de los principales personajes de la revolución mexicana.

El general Navarro: Enemigo de César Rubio, su contrincante en la candidatura. Cacique del pueblo. Autor intelectual de la muerte de César y asesino del General Rubio.

Personajes secundarios

Epigmenio Guzmán: Presidente municipal.

Salinas, Garza y Treviño: Diputados locales.

El licenciado Estrella: Delegado y orador del partido.

Emeterio Rocha: Viejo.

León y Salas: Gente de Navarro.

La multitud.

Fuente