Resumen de La metamorfosis (Franz Kafka)


Gregorio Samsa es un joven agente viajero que con su trabajo mantiene económicamente a toda su familia. Un día despierta convertido en un escarabajo. Él lo toma muy tranquilamente seguro de que será pasajero. Por el contrario, la familia se llena de horror sin saber como actuar ante la situación. Así pasan varios meses sin que Gregorio vuelva a la normalidad; la familia tiene que ingeniárselas para subsistir. Por el cansancio de la nueva vida y la falta de comprensión, la familia esconde a Gregorio en el más triste olvido y en un profundo descuido.

Capítulo primero

Gregorio Samsa se despertó después de una sobresaltada noche. Se descubrió convertido en un extraño bicho. Todo parecía estar igual que la noche anterior, excepto él. Gregorio era agente viajero y de su trabajo dependía el bienestar de toda su familia. Alarmado, se dio cuenta que había perdido el tren y ya toda la familia había tocado a su puerta para saber lo razón de su retraso. Después de innumerables esfuerzos de adaptación a su nueva forma, Gregorio logró ponerse en pie, al tiempo que el inspector de su trabajo llamaba a la puerta. Al no recibir respuesta de Gregorio, el inspector empezó a hablarle a través de ella, diciéndole que su trabajo corría peligro.

Finalmente, Gregorio logra abrir la puerta y salir de su cuarto. Todos lo miraban aterrados. La nueva forma de Gregorio les causaba asco y terror. A pesar de los esfuerzos de Gregorio por retener al inspector, éste salió corriendo. La hermana y la criada habían salido mucho antes en busca de un cerrajero y un doctor. La madre no dejaba de llorar y el padre, ayudado por un bastón, golpeaba el piso para que Gregorio regresara a su recámara.

Capítulo segundo

Pasaron varios días sin que Gregorio supiera que estaba pasando en el resto de la casa. Días después se dio cuenta, atraído por el olor, que le habían dejado un tazón con leche. Seguro de que había sido su hermano, lo probó pero no le gusto. La hermana, amablemente, al darse cuenta del rechazo por la leche, le llevó una gran variedad de alimentos, los cuales fueron recibidos con mucha alegría por Gregorio. Así, la hermana empezó a entrar dos veces por día a la habitación a llevarle comida y hacer la limpieza. Como parte de la rutina, Gregorio se escondía debajo de un sillón cada vez que su hermana entraba. Un día, después de varios intentos negados por la familia, la madre entró en la habitación bajo el pretexto de ayudar a Grete, la hermana, a mover algunos muebles de lugar. Gregorio, decidido a impedir que se llevaran su cuadro preferido, se afianzó de él en la pared. Finalmente, la madre se percató de su presencia y horrorizada cayó desmayada en el sillón. Grete salió en busca de medicinas y Gregorio tras de ella. Cuando Grete se percató de la presencia de su hermano, tiró un frasco al suelo y Gregorio salió lastimado. En medio de gritos y sobresaltos, el padre llegó a la casa y vio a Gregorio fuera de su habitación. El padre empezó una persecución silenciosa hasta que terminó por lanzarle a su hijo los objetos más cercanos. Repentinamente, una manzana logró herir a Gregorio quien quedó llenó de dolor y con la vista cada vez más nebulosa. Lo último que pudo ver fue a su madre pidiéndole a su marido por la vida de su hijo.

Capítulo tercero

La herida tardó mucho tiempo en sanar y la manzana quedó incrustada en su espalda. Gregorio había perdido agilidad y cada vez tenía menos apetito. Las cosas estaban cambiando en la casa. El padre seguía trabajando como guardia de un Banco; habían despedido a la sirvienta y, ahora, iba una mujer una horas al día; la madre se dedicaba a las labores de hogar y a confeccionar ropa ajena; la hermana trabajaba como secretaría, y estudiaba francés y mecanografía por las noches. Además, tenían tres huéspedes en la casa. La familia parecía haberse olvidado de Gregorio y la hermana cada vez ponía menos atención en la limpieza de su habitación. Gregorio estaba muy débil y vivía en la oscuridad. Un día, mientras los huéspedes estaban sentados a la mesa y la familia cenaba en la cocina, Grete empezó a tocar el violín y los huéspedes sorprendidos la invitaron a que tocará para ellos en el comedor. Gregorio encantado por la música, avanzó hacia afuera sin temor a ser sorprendido. Uno de los huéspedes lo vio e indignado amenazó con dejar la casa sin pagar un centavo. Grete desesperada rompió en llanto asegurando

No soportar más la situación con el escarabajo. Gregorio, triste y sin fuerzas, regresó a su habitación sin poder externar algo. A la mañana siguiente, la sirvienta entró, como de costumbre, a la recámara de Gregorio. Lo vio inmóvil y pensó que el escarabajo quería jugar, después de un rato de moverlo y rascarle con la escoba se dio cuenta que estaba muerto. Avisó a toda la familia y se dispuso a limpiar el cuarto. Los huéspedes salieron de la habitación y se sorprendieron de no encontrar su desayuno, el padre, inmediatamente, los corrió de la casa. Después de haber llorado un rato, la familia se dispuso a salir de paseo, muy merecido después de meses de encierro y trabajo. Visiblemente alegres y tranquilos, la familia platicaba de sus planes futuros y de la decisión de cambiarse de casa.

Personajes

Gregorio Samsa: personaje principal. Es un joven, agente viajero, que con su trabajo sustentaba la economía familiar. Empeñoso, generoso y trabajador.

Grete Samsa: personaje principal. La hermana menor, generosa, y tiene una relación muy estrecha con su hermano.

El Sr. Samsa: personaje principal. Hombre testarudo y de carácter fuerte. Vive muy frustrado por la quiebra del negocio que los llevó a una difícil situación económica.

La Sra. Samsa: personaje principal. Es una mujer callada y sumisa. Entregada a su marido y a sus dos hijos.

Fuente