Resumen de Ivanhoe (Walter Scott)


Esta historia nos cuenta acerca de la vida de un joven llamado Wilfrido de Ivanhoe hijo de Cedric un importante jefe de un pueblo llamado Sajón. Cedric acepta la tutoría de una joven llamada Rowena, Cedric corre a Ivanhoe quien va a Palestina a combatir en las llamadas cruzadas, tiempo después volvió a Inglaterra donde se hizo de un buen amigo el rey Ricardo que pasaba de incógnito ya que todos pensaban que estaba encarcelado. Ivanhoe se enamora de Rowena y hace todo para estar junto a ella, mientras concursaba en un torneo de enfrentamientos gana pero al estar mal herido Rowena lo reconoce y también busca estar con él, Cedric compromete a Rowena con un joven llamado Athelstane al cual hacen pasar por muerto para quedarse con su herencia unos altos mandos eclesiástico, él entiende que Rowena ama a Ivanhoe y le pide a la joven que se case con Ivanhoe.

Un caballero llamado Brian hace hasta lo imposible por separarlos, durante un enfrentamiento para rescatar de la hoguera a Rebeca hija de un judío acusada de hechicería Brian muere al enfrentarse a Ivanhoe, Rowena e Ivanhoe se casan y Rebeca en agradecimiento por que Ivanhoe le salva la vida le regala unos pendientes y un collar de diamantes a Rowena. Ivanhoe y Rowena vivieron felices por un largo tiempo pero Ivanhoe nunca logra olvidar la belleza y la magnanimidad de Rebeca.

Capítulo I

Un anciano llamado Gurth estaba juntó con su amigo Wamba los dos eran esclavos de Cedric el Sajón, Gurth era porquero y Wamba bufón; los dos vestían como montañeses escoceses, mientras charlaban de lo que era su vida de esclavos y del trabajo de Gurth este le pidió a Wamba que le ayudara a juntar sus puercos porque se avecinaba una tormenta y debían regresar al castillo.

Gurth en ese momento comenzó a blasfemar en contra de Reginaldo Frente de Buey amigo de Cedric, le echaba la culpa de la vida que llevaba.

Capítulo II

Mientras Gurth y Wamba se dirigían al castillo se encontraron a diez extraños jinetes, uno parecía un alto mando eclesiástico llamado Aymer que era prior de la abadía de Jorvaulx, otro una mezcla de monje y soldado llamado Brian Bois-Guilbert los demás eran guerreros comunes y corrientes uno de ellos le preguntó a Wamba el camino hacía el castillo de Cedric, él se lo mostró y en cuanto se marcharon Gurth le preguntó que porque los había mandado por el camino más largo Wamba le respondió que porque no quería que se llevaran a Lady Rowena protegida de Cedric ya que esos caballeros no iban con buenas intenciones para con ella, mientras los jinetes se dirigían al castillo apostaron sobre la belleza de Rowena si ella era tan bella como decía el prior Brian le daría diez barriles de vino de Quío, pero si no el prior le diese su collar de oro. Al llegar a una vereda donde no recordaban el camino encontraron a un peregrino que los guió hasta Rotherwood morada de Cedric en ese momento comenzó la tormenta y uno de los jinetes llamó a la puerta.

Capítulo III

Dentro se encontraba Cedric, en aquel castillo había dos chimeneas mal construidas, el piso era una mezcla de tierra y cal, era tipo rústico, en el centro de la habitación se encontraba una gran mesa de madera donde se sentaba la familia y los huéspedes más destacados, a los lados se encontraban otras dos mesas más pequeñas cubiertas por un paño escarlata. Cedric estaba en la mesa esperando a Rowena para cenar cuando escuchó que tocaban a la puerta, enseguida mando a sus sirvientes a abrir la puerta, anunciaron a los jinetes y al peregrino a Cedric el cual les dio posada, pero no sin antes ordenar que le preguntarán a Rowena si quería bajar a cenar con ellos.

Capítulo IV

Mientras esperaban comenzaron a ponerse de acuerdo con el idioma en el que hablarían ya que Cedric hablaba inglés como buen sajón pero el prior y Brian hablaban francés, el prior le contó a Cedric que iban a un torneo en Ashby de la Zouche, en ese instante llegaron Gurth y Wamba los cuales le explicaron al sajón que su retrazo era culpa del perro que le había dado para que ayudara a juntar a los puercos ya que el guardabosque de Felipe de Malvoisin le había cortado las uñas delanteras y no podía caminar muy bien Cedric le ordenó a Gurth que tomará otro perro y que si lo volvían a lastimar le avisaran de inmediato, al retirarse el porquero y el bufón entro en la sala Lady Rowena todos quedaron deslumbrados por la belleza de aquella joven por tal motivo Brian le susurró al oído al prior que tendría los diez barriles de vino de Quío, mientras cenaban le anunciaron a Cedric que otro forastero pedía alojamiento.

Capítulo V

Era un judío llamado Isaac de York, pobre y flaco al cual alojaron por una noche ya que afuera había una terrible tormenta, cuando entró en la sala el peregrino que había llegado con los jinetes le ofreció su lugar juntó a la chimenea, todos excepto Rowena lo miraban con cierta indiferencia, Brian lo miraba con odio y mientras lo hacía parecía planear algo, al terminar de cenar todos se fueron a dormir, Oswaldo copero de Cedric invitó al peregrino a la cocina para que le contará a él y a la demás servidumbre sobre Wilfrido de Ivanhoe (hijo único de Cedric, su padre lo había corrido de la casa por dirigirle una mirada afectuosa a Rowena) a lo cual se negó, Oswaldo molestó le mostró el camino hacía su habitación cuando una doncella de Rowena dijo que quería que el peregrino fuera a su habitación, al llegar la dama le preguntó acerca de Ivanhoe, él le contestó que no sabia mucho, solo que había logrado escapar de sus enemigos y que seguía vivo aunque un poco enfermo, ella se lo agradeció regalándole una copa de plata con especias, miel y una moneda de oro, en la habitación donde le tocó dormir solo había una cama mal echa de madera y con pieles de cordero y paja para cubrirse. Cuando todos dormían el peregrino fue a la habitación del judío, le despertó de una pesadilla que tenía y le dijo que tenía que irse en ese instante porque Brian le había ordenado a los demás jinetes que lo siguieran hasta la mitad del bosque lo apresarán y lo llevaran al castillo de Felipe Malvoisin o de Reginaldo Frente de Buey, el peregrino e Isaac salieron en ese momento del castillo por la puerta trasera le pidieron ayuda a Gurth para que les trajera los caballos de ambos que habían dejado en la entrada él les ayudo y se fueron. Al llegar a la mitad del bosque Isaac le dijo que en agradecimiento le adivinaría lo que más quería siendo esto una armadura y un caballo para entrar al torneo de Ashby le dio un papel y le dijo que llegando ala ciudad fuera con un amigo suyo llamado Kirgath Jairam que era muy rico éste le prestaría la armadura y el caballo y cuando ganará el torneo se lo regresaría todo, al llegar a la ciudad de Sheffield se separaron como si jamás se hubieran visto ya que en aquellos tiempos no eran bien vistos lo judíos.

Capítulo VI

Unos días después comenzó el torneo, casi proclamaban vencedor a Brian cuando apareció un joven contrincante apodado Desdichado, reto a Brian y ganó posteriormente retó a los demás concursantes se enfrentó a Frente de buey, Felipe de Malvoisin, Hugo de Grantmesnil y a Ralph de Vipont a los cuales también derrotó, los jueces del torneo Ernesto de Martival y William de Wiryl lo declararon ganador, el príncipe Juan que admiraba el torneo le pidió que se descubriera el rostro para poder entregarle el premio pero Desdichado se rehusó en ese instante llegó Isaac con su hija Rebeca, al ver ganar al caballero Desdichado se siente orgulloso pero no explica el porque. Al pedirle al caballero Desdichado que escogiera a la reina de la belleza y los amores él escoge a Rowena cuando el caballero se retiró Juan preguntó a sus consejeros si sabían quien era ese extraño hombre, uno de ellos se atrevió a decir que tal vez era el rey Ricardo hermano de Juan, al oír esto palideció, el ganador se fue a una tienda y después de correr a los curiosos que la rodeaban se baño y se durmió, su escudero Gurth (el porquero de Cedric) cuidó muy bien la tienda ya que dormía con un ojo.

Capítulo VII

Al día siguiente antes de comenzar la competencia se formaron dos bandos el de Brian y el del caballero Desdichado, en el de Brian se encontraban Athelstane (amigo de Cedric y prometido de Rowena) y Frente de Buey entre otros, cuando llegó Lady Rowena todos los hombres le hacían reverencias y la sentaron en un lugar privilegiado junto con el príncipe Juan, entonces William de Wiryl dio inició al segundo día de competencia, al enfrentarse todos excepto Desdichado, Frente de Buey, Athelstane y Brian cayeron al piso, al ver que Athelstane y Frente de Buey se dirigían los dos hacía Desdichado un caballero apodado por la gente Negro Perezoso fue en su ayuda y los derribó entonces Desdichado derrotó a Brian, al terminar el combate Juan declaró ganador al Negro Perezoso porque como Desdichado ya había ganado una vez decía que tenía que dejar ganar a otros pero al no encontrarse el ganador el premio le fue dado a Desdichado al acercarse a Rowena para que lo coronara le quitaron el casco, la dama se quedó impactada al ver que era Ivanhoe, él cayó al suelo porque una lanza había penetrado la armadura y estaba herido.

Capítulo VIII

Ivanhoe fue llevado al convento de San Batolfo para que se recuperara de las heridas que tenía, posteriormente el Caballero Negro fue a visitarlo y le dijo que esperara ahí hasta el día siguiente después que viajara a los funerales de Athelstane y ahí él lo reconciliaría con su padre, unos minutos después partieron el Caballero Negro y Wamba el cual le sirvió de guía para llegar a Coningsburgo, una hora después Ivanhoe convenció al prior del convento para que lo dejara irse ya que tenía unos supuestos presentimientos y tenía que ir a ayudar a sus amigos, el prior le prestó una mula y juntó con Gurth partieron hacia el bosque tras las huellas del Caballero Negro. Mientras Wamba y el Caballero Negro iban cantando canciones Wamba le quitó del cuello al Caballero Negro un cuerno que le había regalado Locksley, si lo hacían sonar un ejército completo de arqueros estaría allí para ayudarlos, de pronto salieron siete caballeros bien armados para atacarlos, su líder era un caballero de armadura azul, se dirigió hacia la mula del Caballero Negro hiriéndola gravemente, todos se dirigieron en ese momento contra el Caballero Negro, Wamba hizo sonar el cuerno y muchísimos arqueros llegaron en ese instante comandados por Locksley, venciendo al Caballero Azul y a sus acompañantes, el Caballero Negro se acercó al Caballero Azul y le levantó el casco, al verle la cara exclamó ¡Waldemar Fitzurze! le preguntó por que lo atacaba, después de un rato de justificarse y dar falsas excusas le respondió a solas que por orden de su hermano el príncipe Juan, entonces el Caballero Negro le ordeno que se fuera de Inglaterra y jamás dijera lo que acababa de decirle y solo así le perdonaría la vida, Locksley no estaba dispuesto a dejarlo ir quería que lo matarán, ante esta situación y para que lo obedecieran el Caballero Negro les confesó que él era Ricardo Corazón de León rey de Inglaterra, se quitó el casco y todos lo reconocieron de inmediato, Locksley a su vez le confesó que él era el famoso Robin Hood del bosque de Sherwood y le pidió perdón por todo lo que había hecho, Ricardo lo perdonó por que le había salvado la vida, un eremita que viajaba con Robin llamado hermano Tuck también le pidió perdón, Ricardo accedió y además le dio permiso de que casara en el bosque, le dio toneles de vino de Canarias, otro de Malvasia y tres barriles de cerveza de primera calidad cuando aparecieron un caballero y su escudero.

Capítulo IX

Eran Gurth e Ivanhoe el cual se sorprendió al ver a su rey cubierto de sangre y con la armadura del Caballero Negro no sabía él por que de tal asunto, Ricardo le explicó todo y la traición de Waldemar y como los arqueros los habían ayudado, Ricardo se enfadó porque Ivanhoe lo había desobedecido al salirse del convento antes de lo acordado, Robin Hood les invitó a comer, comieron y bebieron todos en la misma mesa en uno de los cuarteles del arquero cuando todos ya estaban muy ebrios Ivanhoe y Robin hablaron, Robin dijo que sus hombres eran muy insolentes y groseros y tenía miedo de que uno de ellos ofendiera sin querer y desatará la furia del soberano por lo que mando sonar el cuerno como falsa alarma y así los arqueros se tendrían que retirar, cuando los hombres se alejaron Robin Hood le dijo al rey lo que había hecho para evitar que lo incomodaran y no quitarle más de su tiempo, por un momento el rey enfureció pero después le agradeció por que sabía que lo que ellos temían podía llegar a pasar. Ivanhoe, Ricardo, Gurth y Wamba partieron a Coningsburgo al llegar vieron la bandera negra que representaba que estaban de luto por la muerte de Athelstane.

Capítulo X

Al llegar al castillo Ricardo e Ivanhoe llevaban sus armaduras para que no los reconocieran al entrar había una gran mesa con los jefes de familia de las más importantes familias sajonas, Cedric desempeñando el papel de jefe les saludo pronunciando las palabras Wahes hael (a vuestra salud) y Ricardo le respondió diciendo Drink hael (yo bebo a la vuestra) e Ivanhoe solo con una inclinación de cabeza, después Cedric los condujo hacia donde estaba el ataúd donde se encontraban seis religiosos de rodillas con al rosario en la mano recitando salmos e himnos. Ricardo e Ivanhoe se arrodillaron siguiendo el ejemplo de su guía, hicieron la señal de la cruz y rezaron una corta oración, posteriormente los condujo a un aposento iluminado por dos ventanas las cuales les hicieron distinguir a una anciana era Edith la madre de Athelstane, ella les agradeció que fueran a darle el pésame ya en otra sala del castillo Ricardo le dijo a Cedric que le quería pedir un don ya hablando a solas se descubrió el rostro y le hizo saber que él era Ricardo rey de Inglaterra le pidió que perdonara a su hijo, Ivanhoe se quitó el casco y se tiró a los pies de su padre, le pidió perdón el cual le dio pero le dijo que tendría que esperar según las tradiciones los dos años de luto de Rowena por haber muerto su prometido sino el alma de Athelstane saldría de su tumba para no permitir que deshonrasen su nombre en ese momento como conjuro el cuerpo pálido de Athelstane salió de su ataúd, Cedric retrocedió hasta le pared y ahí se quedó inmóvil, Ivanhoe empezó a hacer la señal de la cruz mientras decía una oración y Ricardo balbuceaba en latín Benedicto y juraba en francés ¡Muerte de mi vida! todos aterrorizados se preguntaban el porque de lo que sucedía Athelstane les contó que estaba vivo, en el combate se había caído inconsciente pero no había muerto, después cuando despertó estaba en un ataúd entonces empezó a gritar y a moverse el abate y el sacristán de la iglesia de San Edmundo abrieron la tapa les pidió vino y se lo dieron pero con una droga ya que de nuevo volvió a dormir y cuando volvió a despertarse estaba atado, al sacristán le convenía que estuviera muerto Athelstane por que así toda su herencia sería para él, posteriormente lo habían encerrado en una mazmorra a pan y agua, dos monjes le querían hacer creer que estaba en el purgatorio, ese mismo día unos el abate le había llevado un trozo de pastel y vino recobró fuerzas y logró escapar para entrar a sus propios funerales, tuvo que pasar sin que nadie lo reconociera, al entrar fue a ver a su madre comió un bocado y fue a buscar a su amigo Cedric, pensó que debería colgar al abate pero Cedric le dijo que mejor se preocupara por liberar al pueblo sajón, que aprovechara que los principales jefes sajones estaban ahí reunidos, Cedric le preguntó si se casaría con su hija a lo que él respondió que Lady Rowena preferiría el dedo meñique del guante de Ivanhoe que toda la persona de Athelstane así que pedía la mano de Rowena pero para amiga en ese momento volteó para conversar con Ivanhoe pero este había salido a hablar con un judío y después se había ido junto con Gurth entonces quiso hablar con Ricardo pero éste había pedido hablar con el judío lo había subido a un caballo y se habían ido junto con Wamba.

Capítulo XI

Cerca de ahí en la iglesia de San Jorge en Templestowe estaban a punto de celebrar el juicio de la joven Rebeca (quien era hija de Isaac el judío) la juzgaban por hechicera había una gran multitud, Brian Bois-Guilbert estaba del lado de la iglesia ya que anteriormente Rebeca lo había rechazado en medio de la gran arena había una pira donde se quemaría a la bruja si así se determinaba todos esperaban a que un caballero noble llegase para defender a Rebeca a ella la sentaron en una silla negra, pero aunque solo llevaba un vestido mal echo y estaba tan pálida por el miedo se veía hermosísima y todos los espectadores se lamentaban que Satán hubiese tomado a tan linda joven, junto a ella había cuatro esclavos negros de África que como no eran conocidos en ese entonces todos pensaban que eran demonios que venían a protegerla del lado de Bois-Guilbert se encontraban Antonio de Malvoisin y Conrado de Montfichet quienes fungían como padrinos del campeón, Brian se acercó a Rebeca y le dijo que si se iba con él nadie jamás los alcanzaría y que vivirían una vida llena de placeres a lo que ella respondió que prefería morir diez veces en la pira que pasar un momento con él, uno de los comendadores del gran Maestre fue a preguntarle a la joven que si esperaría a alguien para que la salvara o se declaraba con pena de muerte, le respondió que ella misma no se sentenciaría a muerte y que esperaría el tiempo de ley para ver si algún caballero iba a su rescate, estaba por terminarse el tiempo cuando por la colina se vio a un valiente jinete, era Ivanhoe, cuando Rebeca lo vio se sintió aliviada, Ivanhoe se veía muy débil y cansado, al instante lo inscribieron pero Brian se negaba a pelear hasta que Ivanhoe le recordó que le había ganado en Ashby y que si no peleaba le diría a todos que era un cobarde, al momento de enfrentarse fue tal el choque que Ivanhoe cayó al suelo y su adversario también, Ivanhoe se recupero rápidamente pero Brian no, cuando levantaron el casco Brian había muerto entonces declararon inocente a Rebeca ya que realmente había sido el juicio de Dios.

Capítulo XII

En ese momento entro un caballero seguido por un gran ejercito, Ivanhoe reconoció enseguida que era Ricardo el cual le reprocho el haber matado a Bois-Guilbert ya que él tenía destinado algo para él, Ivanhoe le dijo que no había sido él sino la mano Dios, Ricardo mandó a uno de sus caballeros a avisarle a Alberto de Malvoisin que estaba detenido por alta traición y que moriría antes de ocho días juntó con su hermano Felipe, entonces el gran Maestre le reclamó que quien era él para detener a Alberto, Ricardo se quitó el casco y le anunció que él era Ricardo Corazón de León rey de Inglaterra, Rebeca se encontraba en ese momento en manos de su anciano padre el cual le dijo que fuera a agradecer a tan gran caballero que había arriesgado su vida por salvarla, ella se negó y se retiro junto con Isaac. Poco tiempo después se celebro la boda de Ivanhoe con Lady Rowena con mucha pompa y la asistencia del rey, a los dos día de la boda una de las doncellas de Rowena le anunció que una doncella pedía hablar con ella más no quería decir quien era, Rowena la hizo pasar y pidió que las dejaran a solas, aquella doncella era Rebeca que iba a darle las gracias por que su esposo le había salvado la vida y en agradecimiento le regalo a Rowena una pequeña caja de marfil con adornos de plata que adentro contenía un collar y unos pendientes de diamantes de inmenso valor, Rowena quiso rechazar aquel regalo pero Rebeca insistió que lo conservara ya que ella y su papá partirían a Granada ese mismo día con una tía para vivir allá, Rowena insistió en que se quedara y podría vivir con ellos como una más de sus doncellas Rowena no aceptó y se retiró, Lady Rowena se quedó tan asombrada como si hubiera visto una visión la cual le comentó a Ivanhoe. La unión de Wilfrido de Ivanhoe y Lady Rowena fue larga y dichosa pero sería llevar la curiosidad demasiado lejos preguntar si la belleza y la magnanimidad de rebeca fueron recordados por Ivanhoe con más frecuencia de lo que Rowena la hermosísima descendiente del rey Alfredo lo hubiera deseado.

Personajes

Wilfrido de Ivanhoe: protagonista, (Caballero Desdichado, Peregrino), hijo de Cedric, gran caballero, noble, sensible, gentil, dadivoso, amigable, bien parecido.

Lady Rowena: protagonista, protegida de Cedric, noble, gentil, de belleza incomparable, amorosa, tierna, enamorada de Ivanhoe.

Brian Bois-Guilbert: antagonista de Ivanhoe, interesado en casarse con Rowena, caballero de una de las ocho ordenes eclesiásticas, frívolo, egoísta, avaricioso, interesado, mentiroso, cruel, muy fuerte y preparado físicamente.

Cedric el Sajón: secundario, padre de Ivanhoe y tutor de Rowena, buen hombre, tradicionalista, gentil, lucha por la liberación de su pueblo, muy estricto, celoso.

Isaac: secundario, el judío, noble, amable, amoroso, agradecido, pobre, flaco, generoso, amistoso, padre de Rebeca.

Aymer: secundario, el Prior de la abadía de Jorvaulx, convenenciero, acompañante de Brian.

Antonio de Malvoisin: secundario, hermano de Felipe, traidor de Ricardo, malo, cruel, seguidor de Brian, avaricioso, interesado, egoísta.

Felipe de Malvoisin: secundario, hermano de Antonio, traidor de Ricardo, aliado de Brian, malo, avaricioso, interesado.

Frente de Buey: secundario, amigo de Cedric, amigo de Brian fue uno de los perdedores en la batalla de Ashby.

Ricardo Corazón de León: secundario, rey de Inglaterra, (Caballero Negro), amigo de Ivanhoe, bueno, gentil, amable, generoso, daditativo, buen caballero.

Príncipe Juan: secundario, hermano de Ricardo, traidor de Ricardo, malo, egoísta, insensible, cruel.

Robin Hood: secundario, (Locksley), amigo de Ricardo él es quien le regala el cuerno que toca para que lo ayuden en uno de sus enfrentamientos, bueno, gentil, generoso, daditativo.

Tuck: secundario, eremita de Copmanhurst, amigo y seguidor de Robin Hood.

Wamba: secundario, bufón de Cedric y guía de Ricardo, gracioso, joven, ayuda a Ivanhoe en todo lo que él le pide, amistoso y mejor amigo de Gurth.

Gurth: secundario, porquero de Cedric, amigo de Wamba, ayuda en todo a Ivanhoe, viejo, escudero de Ivanhoe.

Rebeca: secundaria, hija de Isaac, buena, acusada de hechicería, hermosísima, gentil, humilde y pobre.

Oswaldo: secundario, copero de Cedric.

Edith: secundaria, dama de Rowena y sirvienta de Cedric.

Athelstane: secundario, amigo de Cedric y prometido de Rowena, bueno, perdedor en Ashby, buscaba liberar al pueblo sajón, buscaba la felicidad de Rowena, lo hacen pasar por muerto para quedarse con su herencia.

Elgitha: mamá de Athelstane y amiga de Cedric.

Waldemar Fritzurze: secundario, (Caballero Azul), caballero mandado por el príncipe Juan para asesinar a Ricardo.

Ernesto de Martival: secundario, juez del torneo de Ashby.

William de Wiryl: secundario, juez del torneo de Ashby.

Hugo de Grantmesi: secundario, perdedor del torneo de Ashby.

Fuente