Resumen de La noche boca arriba (Cortázar)


Un joven sale del hotel en su motocicleta y recorre la ciudad. Mientras atraviesa una calle no se da cuenta de que una mujer cruza la calzada, por lo que ocurre un accidente. Ella sale ilesa, mientras que el hombre tiene varias heridas. Él es llevado al hospital. Allí se queda dormido y sueña que está en un lugar oscuro por la noche, en el que se encuentra huyendo de los aztecas que buscan prisioneros para llevar a cabo sus sacrificios. En el sueño el hombre pertenece al pueblo moteca. Posteriormente, despierta en el hospital recostado en una cama y con sus heridas curadas. Se vuelve a quedar dormido, debido a la fiebre. Se localiza en una selva donde se oculta. Ve que se acercan antorchas, tiene un cuchillo en las manos, cuando las luces están sobre él ataca a sus perseguidores, pero es capturado. Regresa a la sala médica, siente sed, bebe agua y el sueño lo vuelve a invadir. Una vez más se halla en la oscuridad, atado, mientras espera su turno para ser sacrificado. Llegan los acólitos del templo para llevarlo –boca arriba– a la piedra de sacrifico. Al cerrar los ojos se percata de que está en la sala del hospital y espera no volver a soñar. Quiere agua pero antes de tomar la botella aparece nuevamente la noche. Oye los sonidos de los tambores, observa los cuerpos de los sacrificados y mira al sacerdote que lleva a cabo los sacrificios con un cuchillo. Finalmente, el hombre desea despertar de la pesadilla pero se da cuenta de que no está soñando, de que el verdadero sueño era el otro, donde se encontraba en el hospital tras haber tenido un accidente.

Fuente bajo la licencia CC BY-SA.