Resumen de La puerta condenada (Cortázar)


Un hombre llamado Petrone viaja a Montevideo por cuestiones de negocio. En aquella ciudad se aloja en una de las habitaciones del Hotel Cervantes.

Después de un día agotador el actor intenta descansar en aquella habitación pero no puede hacerlo a causa del llanto de un niño que proviene de la habitación de al lado, traspasando la puerta condenada (una puerta que en un tiempo pasado habría de comunicar con la habitación contigua pero que ha quedado inutilizada).

Esta situación se reitera noche tras noche, agotando la paciencia de Petrone.

Más adelante se entera de que en la habitación de al lado, de donde provienen los ruidos, se encuentra hospedada una mujer. Luego de que ésta abandona el hotel, misteriosamente el protagonista sigue escuchando el llanto.

Fuente 1 y 2 (adaptación).