Resumen de Robinson Crusoe (Daniel Defoe)


Es un relato ficticio sobre un náufrago, basado en las aventuras de Alexander Selkik, un marino que naufrago cerca de la isla del archipiélago Juan Fernández frente a las islas de Chile, donde permaneció cinco años, relata la soledad y la construcción de una sociedad ideal al margen del mundo.

Robinson Crusoe rompió todos los vínculos familiares, aventurándose al mar para cumplir los sueños que había tenido siempre, en uno de sus viajes fue capturado convirtiéndose en esclavo de los Moros, cuando logró huir fue a Brasil donde se estableció un tiempo dedicándose a los plantíos de tabaco y caña de azúcar, sin olvidar su alma aventurera decidió navegar rombo a Guinea para traer esclavos a Brasil y venderlos, pero su barco naufragó y de pronto se encontraba en una isla desierta como único sobreviviente. Con paciencia logró una sociedad de un solo miembro, trabaja sin descanso para cubrir sus necesidades, dentro de su soledad encuentra la presencia de Dios del que se había olvidado por completo, se refugia en él, encontrando la forma de superar la soledad.

El aislamiento no se romperá hasta muchos años después con la llegada de Viernes, un indígena de la isla vecina a quien salvo de que los caníbales lo matarán, se convierte en ciudadano y en su sirviente fiel, compartiendo con él su vida en la isla hasta que un barco amotinado llego a la isla y el capitán acepta en agradecimiento por haberlo liberado llevarlo de regreso a su país, habiendo transcurrido ya veintiocho años, dos meses y diecinueve días, después de seis meses de viaje llegó a Inglaterra donde todos los que lo conocían lo habían dado por muerto, encontró a dos hermanas y dos sobrinos vivos, recupero los negocios que tenía en Brasil antes de partir a Guinea y tiempo después se casó procreando dos hijos y un hija, cuando enviudo regresó a la navegación convirtiéndose en un importante comerciante, sin olvidarse de la isla en la que había vivido gran parte de su vida.

Capitulo I

Robinson el menor de tres hermanos, sin oficio, con alma aventurera y una gran pasión por los viajes a través de el mar decide satisfacer sus sueños aceptando la invitación de un amigo para embarcarse, a pesar de que sus padres no aprueban esta decisión parten a Londres el 1° de septiembre de 1651 sin imaginarse que ese viaje sería una pesadilla ya que la furia del mar los atraparía y casi pierden la vida, cuando al fin pisaron tierra pensó en regresar a la casa de sus padres, pero es mas fuerte su espíritu aventurero que decide embarcarse de nuevo.

Capitulo II

Se embarco en un navío rumbo a África, en ese viaje pudo hacer un negocio y acrecentar su capital, regresó a Londres donde poco tiempo después en un viaje que realizaba los sorprendió un barco pirata y lo llevo al Puerto de los Moros en donde los vendieron como esclavos.

Robinson se ganó la confianza de su amo y así aprovecho esto para un día huir del Puerto, junto con otro esclavo llamado Xury el que se hizo su amigo fiel y un moro que tiempo después regresaría con su amo.

Capitulo III

Cinco días después tocaron tierra para buscar comida y continuar su viaje en busca del rumbo que los llevara a las Islas Canarias, después de doce días encontraron unos nativos que les dieron comida y agua a cambio de una piel de león que ellos tenían, mataron una pantera y dieron la carne a los nativos, llevándose ellos la piel del animal, así siguieron su viaje hasta que un barco los recogió y los llevó a Brasil, Xury se quedo con el capitán del barco con la condición de que se hiciera cristiano para que así diez años después obtuviera su libertad, Robinson se estableció tres años en Brasil, obteniendo buenas ganancias como propietario de un plantío de tabaco y caña de azúcar.

Capitulo IV

Robinson abandonó sus negocios cuando unos amigos lo convencieron de que regresaran a África por esclavos para venderlos en Brasil, sin pensar que ese viaje lo llevaría a vivir la experiencia más terrible de su vida, sorprendidos por un huracán que hundió el barco, Robinson fue el único sobreviviente de la tripulación al ser arrojado por el mar a la orilla de una isla donde, allí empieza la aventura de su vida.

Capitulo V

Al despertar sin alimento, sin ropa y sin techo, lo único que se le ocurrió fue subirse a un árbol durante la noche para resguardarse de las bestias que pudiera encontrar allí, al día siguiente buscando comida encuentra el barco en el que habían viajado anclado en la arena, el mar lo había empujado asta la orilla de la isla, le sirvió de hogar mientras resolvía que hacer, días después improviso un lugar donde quedarse, abandonando el barco no sin antes sacar todo lo que le pudiera servir, durante la noche un huracán se llevó el barco de vuelta al mar.

Capitulo VI

Más tarde se dio cuenta que el lugar que había escogido era un lugar poco seguro y donde no había agua dulce, busco otro lugar donde pudiera vivir, encontró una pequeña llanura donde instaló su tienda y llevó todo lo que había sacado del barco, también hizo una caverna que utilizó como sótano, rodeo de estacas la tienda para asegurarse que estaría a salvo del peligro, descubrió que en la isla había cabras salvajes consiguiendo matar una para alimentarse, dándose cuenta de que su situación era muy difícil se soltó llorando sin embargo se consolaba diciendo que estaba vivo y no podía perder la esperanza de salir de la isla.

Capitulo VII

Confeccionó un calendario para no perder la cuenta de los días que estaría en la isla, hizo un diario en donde describía detalladamente lo que iba viviendo en la isla, se dedicó a instalar la que sería su casa tardó ocho meses en terminar ya que no contaba con las herramientas necesarias, durante el transcurso de ese tiempo ya empezaba a disfrutar de su estancia en la isla.

Capitulo VIII

En los siguientes dos meses buscando la manera de alimentarse comió delfín que ponía a secar al sol, una tortuga que había encontrado, cazaba pichones, estos alimentos los consiguió bajo la lluvia, se enfermó y por primera vez elevaba sus oraciones a Dios arrepintiéndose sinceramente de sus pecados y pidiendo perdón por haberse olvidado de que él existía gracias a Dios, desde ese día leyó la Biblia que había rescatado del barco, bendecía sus alimentos y no volvió a olvidarse de que Dios existía.

Capitulo IX

Por la noche puso tabaco dentro de la botella de ron que tenía y se lo tomó, en Brasil era muy común que lo tomaran como remedio, se quedó dormido por más de un día, cuando despertó se sentía mejor aunque un poco mareado, aún así salió a inspeccionar la isla descubrió caña de azúcar, tabaco verde y algunas frutas entre las cuales encontró uvas, secándolas al sol le sirvieron mucho como alimento, regresó a su casa para labrar un pedazo de terreno y busco la manera de confeccionar unos canastos para poder transportar los alimentos que había encontrado.

Capitulo X

Terminados los canastos fue a buscar los alimentos, al llegar encontró cientos de loros de diferentes especies, logró atrapar uno y lo llevó a casa junto con los alimentos, lo llamo Poll.

Capitulo XI

En los días siguientes mientras seguía con su inspección por la isla encontró arcilla, la utilizó para confeccionar ollas y platos, al principio dejaba que se secaran al sol, pero al ver que eran muy frágiles decidió inventar una especie de horno para cocer los trastos y hacerlos mas fuertes.

Seguro de que el horno le sería útil se ocupo en hacer un molino para poder elaborar pan, para cuando el molino estuvo listo ya habían transcurrido tres años, pensó que lo siguiente seria reparar el barco en el que había llegado a la isla, siendo esto imposible hizo uno nuevo, cuando lo terminó fue imposible que él solo lo llevarlo al mar, sintiéndose muy mal por esto.

Capitulo XII

Al llegar el cuarto año de su estancia en la isla, se sentía muy contento porque tenía cubiertas sus necesidades, había vuelto sus ojos hacia Dios y aunque estaba solo ya no tenía ningún temor, confeccionó una sombrilla que tardó casi dos años en perfeccionar.

Capitulo XIII

Llegando a su sexto año en la isla se aventura al mar en un bote que había hecho, el viaje resultó desagradable y muy peligroso, por poco muere, regreso caminando a su casa, esto no le molesto ya que se sintió muy feliz de verse a salvo.

Capitulo XIV

Pasaron cinco años y la pólvora se le terminaba, hizo trampas para poder atrapar algunas cabras y tener un rebaño para poder alimentarse, lo logró después de un año, pudo tener leche y aprendió a fabricar queso y manteca, para él, todo era felicidad hasta que en una vuelta por la isla encontró una huella de humano, esto lo llevó a encerrarse en su casa sin querer salir, cuando sintió nuevamente la presencia de Dios en él le hizo olvidar su miedo y decidió salir.

Capitulo XV

Cuando salió de su casa para recorrer la isla, se aterrorizó al encontrar restos humanos y una hoguera donde los caníbales hacían su bárbaro festín, para entonces ya tenía dieciocho años en la isla y nunca había visto algo tan desagradable, regresó a su casa y durante los dos años siguientes no se alejó mucho de ella, regresó a ese lugar con la esperanza de poder liberar a las víctimas de los caníbales, pero estos tardaron más de un año en regresar.

Capitulo XVI

Días después se produjo un huracán y Robinson escuchó un cañonazo, pensó que se trataba de un barco en peligro, pero como era de noche lo único que se le ocurrió fue prender una fogata alimentándola toda la noche, al día siguiente, cuando fue a ver de donde venían los cañonazos encontró los restos de un barco, todos los tripulantes estaban muertos, saco todas las cosas que eran útiles antes de que el agua las dañara y se las llevó a su casa.

Capitulo XVII

Robinson soñó que salvaba a una víctima de los caníbales y lo hacia su esclavo, eso le produjo gran alegría, pero al despertar se decepcionó mucho, aproximadamente año y medio después de ese sueño se sorprendió al ver tres canoas en la playa, los caníbales traían dos hombres para sacrificarlos, pudo salvar a uno después de una lucha muy dura, lo llevó a su casa y lo llamó Viernes por ser el día en el que le salvo la vida.

Capitulo XVIII

Al pasar por el lugar donde habían enterrado a los caníbales Viernes quiso sacarlos para comérselos, Robinson le dijo que no volvería a comer carne humana y le enseño a alimentarse como él acostumbraba, Viernes obedeció sin replicar nada ya que se convirtió en un sirviente muy fiel, aprendió a hablar el idioma de Robinson, a entender todo lo que este le decía, aprendió a usar las armas y con un poco más de trabajo aprendió los fundamentos religiosos.

Capitulo XIX

Robinson le contó a Viernes todo lo que había vivido en la isla, Viernes le contó que a su país habían llegado unos hombres blancos hacia cuatro años, no se los comieron porque sólo se comían a los que eran vencidos en una batalla.

Tiempo después vieron nuevamente a los caníbales, se prepararon para rescatar nuevamente a las víctimas de las cuales uno resulto ser el padre de Viernes y el otro un español, los llevaron a su casa para alimentarlos y curarles las heridas.

Capitulo XX

Cuando el español platicó con Robinson le contó que había dieciséis blancos viviendo con los salvajes, Robinson pensó que si iban por ellos podrían vivir allí y construir un barco para regresar a sus países de origen, el español sugirió que primero deberían tener suficiente alimento para no tener problemas, así de alguna manera tener controlados a los que llegaran, Robinson acepto la sugerencia y se pusieron a trabajar sembrando más granos, cuando cosecharon suficiente alimento se prepararon el padre de Viernes y el español para ir en busca de sus compañeros, para ese entonces llevaba Robinson veinte años en la isla.

Capitulo XXI

Una mañana Viernes y Robinson se asombraron al ver un bote que se acercaba a la isla, pensando que se trataba del español y del padre de Viernes se acercaron, pero se dieron cuenta de que eran unos hombres blancos que traían atadas a tres personas, cuando bajaron a inspeccionar la isla llevaron con ellos solo dos de sus víctimas al otro lo dejaron atado en el bote, Robinson y Viernes los observaban a lo lejos, cuando los blancos se quedaron dormidos bajo la sombra de los árboles aprovecharon para liberar a las víctimas, a los malhechores los ataron de pies y manos, uno de los prisioneros dijo ser el capitán del barco donde venían todos, después de una emboscada los habían tomado como prisioneros amenazándolos con matarlos, a las tres víctimas las llevaron a su casa para darles de comer y curarles sus heridas, a los malhechores los llevaron a la casa de campo de Robinson tomándolos como prisioneros.

Más tarde oyeron un cañonazo, el capitán dijo que era el resto de la tripulación que seguro venían a reunirse con sus compañeros ya capturados, planearon la forma de cómo capturarlos, cuando esto sucedió Robinson vio en ese barco el medio justo para salir de la isla, hablo con el capitán y éste acepto así que se dispusieron a reparar el barco.

Capitulo XXII

Robinson al ver el barco en el que partiría de la isla se emocionó tanto que casi se desmaya, al reponerse llamó a los prisioneros para decirles que les perdonaría la vida si ellos se encargaban de su subsistencia, ya que si los llevaba con ellos los ahorcarían por su traición, estos aceptaron inmediatamente dándole las gracias, así que Robinson les contó las particularidades de su vida en la isla.

Abordo del barco ya preparándose para partir al amanecer, llegaron dos de los prisioneros rogándole que los llevaran con ellos, preferían que los ahorcaran a vivir con sus ex camaradas, Robinson y el capitán aceptaron no sin antes darles unos latigazos por su mal comportamiento, a partir de ese momento se portaron bien y fueron honrados durante el viaje, cuando Robinson se fue de la isla lo hizo llevándose una gorra de cuero de cabra, su sombrilla, su loro, a Viernes y dinero que había encontrado cuando construía la casa de campo, el día 19 de Diciembre de 1686 y llegaron a Inglaterra el día 11 de Junio de 1687.

Capitulo XXIII

Cuando se dirigió a York supo que sólo le quedaban dos hermanas y dos sobrinos como familia, como lo habían dado por muerto su padre no dejo herencia para el, a Robinson le preocupaba su situación económica, sólo contaba con el dinero que llevaba, el capitán contó a los comerciantes la forma en que lo había salvado de la muerte y estos le dieron una recompensa de doscientas libras esterlinas.

Fue a Lisboa con Viernes en busca de información sobre los plantíos que había dejado a cargo de su socio en Brasil, se enteró que una tercera parte había sido destinada para la Corona y el resto para el monasterio de San Agustín, siendo esta beneficio para los pobre y en la conversión de los indios a la fe católica, pero que podía reclamarlos cuando apareciera, así que las obtuvo nuevamente junto con otros negocios que había dejado con su amigo el capitán que lo había salvado en África, juntó en poco tiempo una fortuna, sin saber que hacer con el dinero le mando una parte a sus hermanas quienes lo necesitaban.

Capitulo XXIV

Robinson decidió hacer un viaje de placer con Viernes, donde pasaron por experiencias muy difíciles, conocieron lugares maravillosos, recorrieron parte de Europa, cuando regresó a Inglaterra decidió quedarse allí definitivamente, se hizo cargo de sus sobrinos, tiempo después se caso con una buena mujer, tuvieron dos hijos y una hija, muerta su esposa vuelve a embarcarse en el año de 1694 se convirtió en un comerciante particular, sin olvidarse de la isla enviaba diferentes mercancías constantemente, incluyendo mujeres para trabajar y para ser esposas de los que allí se encontraban.

Personajes

Robinson Kreutznaer Crusoe: Protagonista de la historia.

Ismael: Esclavo moro.

Xury: Esclavo y sirviente moro.

Viernes: Compañero de Robinson.

Capitán I: Lo salva en África.

Capitán II: Lo lleva de regreso a Inglaterra.

Fuente