Resumen de Veinte mil leguas de viaje submarino (Julio Verne)


Introducción

Año 1866 se presenta el suceso que alarmaría al mundo entero, algo flotaba en el mar sin que nadie supiera lo que es, algunos pensaban que se trataba de un monstruo, otros pensaban que era un animal, pero nadie podía asegurar sus hipótesis ya que este fenómeno desaparecía en las profundidades del mar y era visto en diferentes lugares casi al mismo tiempo sin que nadie pudiera explicárselo ni pudiera acercarse lo suficiente para atraparlo o destruirlo, entonces fue organizada una expedición especial a bordo del barco Abraham Lincoln para investigar de que se trataba, en esta expedición iban abordo Aronnax, profesor suplente del Museo de Historia Natural de París, Consejo asistente de Aronnax y Ned Land un arponero profesional. En su primer encuentro con este fenómeno sostienen un enfrentamiento, por accidente caen al mar y son secuestrados, así protagonizaron el viaje por las peligrosas pero maravillosas profundidades del mar en la nave que a todos atemorizaba llamada Nautilus comandada por el enigmático capitán Nemo, los tubo recluidos contra su voluntad casi por un año sin que estos pudieran entender al cien por ciento las razones por las que el capitán tuviera tanto odio a la sociedad, cuando estos fueron liberados de el Nautilus no supieron jamás nada de el destino de la nave, ni del capitán y de la tripulación.

Primera parte

En 1866 el vapor de Governor Higginson encontró la escurridiza mole a cinco millas de la costa oriental de Australia, algo similar fue visto en aguas del Pacífico por el Cristóbal Colón de la compañía de vapores y así durante ese año el monstruo fue el tema de conversación en todas las ciudades importantes, para 1867 parecía haberse olvidado el asunto cuando se volvieron a presentar este tipo de acontecimientos nuevamente, en ese momento Aronnax, profesor suplente del Museo de Historia Natural de París, llegaba de una expedición científica a la inhóspita Nebraska y recibió una invitación para formar parte de la expedición que realizaren a bordo de la Abraham Lincoln comandada por Farragut, Aronnax aceptó y se preparo para embarcar junto con su asistente Consejo.

Ya habían transcurrido tres meses del viaje y no encontraban lo que buscaban, hasta que una noche Ned Land, el arponero de la tripulación vio sobre el mar un enorme óvalo muy alargado, en el centro se condensaba un foco incandescente, su irresistible brillo se extinguía por sucesivas gradaciones, toda la tripulación trabajó para alejarse del foco luminoso, el óvalo avanzó con gran rapidez hacia ellos deteniéndose a veinte pies antes apagándose gradualmente sin sumergirse, todos permanecieron alertas, preparándose para las ordenes del comandante, al amanecer ordeno al maquinista que aumentara la velocidad hacia aquella cosa extraña, al estar mas cerca de él un artillero le disparó, la detonación retumbó resbalándose sobre la redonda superficie de aquello que terminaron por pensar que era un animal, era lógico esperar que se rindiera lo cual no sucedió entonces Ned Land lanzó su arpón que parecía haber dado con un cuerpo duro, el foco eléctrico se expandió súbitamente y dos trombas de agua barrieron el puente de proa a popa, derribando a los hombres, destrozando los aparejos y las trabas de los botes, Aronnax cayó al mar, sorprendido vio desaparecer las luces de la Abraham Lincoln, de pronto una mano lo sacó violentamente a la superficie, era Consejo su asistente, comenzaron a nadar hasta que chocaron con algo duro allí encontraron a Ned quien los ayudo a salir subiendo a una superficie lisa, pulida y sin escamas, de pronto salieron ocho hombres y los arrastraron al interior de su formidable máquina.

El secuestro se realizó con la celeridad del rayo, sus ojos pasaron súbitamente de la más densa tiniebla a la más extrema claridad, aparecieron dos hombres que hablaban una lengua totalmente desconocida para ellos, intercambiar algunas frases entre ellos y se retiraron, entró un camarero que les llevo ropa y alimentos que jamás habían visto ni probado, después les mostró donde podían descansar sin decirles una sola palabra.

Cuando Aronnax despertó empezó a examinar su celda, de pronto sintió una corriente de aire puro y perfumado de emanaciones salinas, buscó el conducto que permitía llegar el aire hasta ellos encontrándolo fácilmente, en ese momento Ned y Consejo se despertaron, Ned exigiendo comida, Aronnax le pidió que se sometiera al reglamento a bordo, pero cuando entro el camarero se lanzó sobre él atenazándole la garganta interviniendo Aronnax y Consejo para quitárselo de encima, esté les dijo en francés ( idioma de ellos) que se calmaran y lo escucharan, quedándose los tres asombrados.

Entró el comandante de la nave diciéndoles que ellos se habían entrometido en su existencia y aunque ellos alegaban que había sido involuntariamente, el comandante siguió diciendo que deberían someterse a sus decisiones con absoluta obediencia y a ellos no les quedo mas que aceptar, después se dirigió directamente a Aronnax diciéndole que no se lamentaría jamás de haber llegado hasta allí, Aronnax le preguntó cómo debían llamarle, soy para ustedes el capitán Nemo (en latín significa nadie) y ustedes serán los pasajeros del Nautilus, nombre de la máquina, que después invitó a conocer.

El capitán llevó a Aronnax a una biblioteca con doce mil ejemplares, este quedo admirado de esa maravilla, lo llevo a otra sala donde estaban reunidos todos los tesoros de la naturaleza y el arte, en el centro de la estancia había un surtidor de agua, iluminado eléctricamente, rodeado por los más preciosos productos del mar clasificados en elegantes vitrinas y por último lo llevó a su cámara donde le mostró unos aparatos de física, al verlos Aronnax pudo reconocer algunos y saber su uso, sin embargo había otros que jamás había visto, entonces el capitán explicó que todos funcionaban con electricidad que sacaba del mar, escucho atento la explicación científica de cómo obtener electricidad del mar tratando de entender todo, después lo llevo a la popa donde había una embarcación ligera e insumergible que se utilizaba para paseo y pesca.

Aronnax se condujo a la plataforma y salió por la escotilla a la parte superior del navío donde había una canoa empotrada, la mar era magnífica y el cielo purísimo se acercó el capitán y le dijo que se encontraban en el río Negro.

Días después Aronnax recibe una invitación del capitán a una partida de caza que se llevaría acabo en el bosque de la isla Crespo, intrigado pregunta al capitán de que se trata esa invitación, el capitán le enseña un aparato llamado Rouquayrol-Denayrouze dividido en dos partes uno de respiración y otro de alumbrado, al que ha perfeccionado para ir al fondo del mar donde se encuentran sus bosques, después de la minuciosa explicación científica del funcionamiento del aparato Aronnax y Consejo deciden aventurarse a conocer esos bosques, después de ponerse cada uno su respectivo aparato se sumergieron sin imaginarse que se encontrarían un mundo maravilloso difícil de explicar, donde los rayos del sol oblicuos sobre las olas y al contacto de la luz tomaban los siete colores del espectro solar, después recorrieron una pradera de algas y de vegetación exuberante, llegaron a una profundidad de cien metros sin que la presión les molestara y allí estaba el bosque de la isla de Crespo que contaba con grandes plantas arborescentes, cuando prendieron las lámparas de sus aparatos estaban frente a los acantilados de la isla Crespo allí el capitán disparó su escopeta y cayó una nutria marina, el compañero del capitán tomó al animal y reanudaron su regreso a Nautilus donde cayeron de inanición y de sueño.

Al día siguiente Aronnax subió a la plataforma, el capitán y algunos marineros retiraban las redes que estaban llenas de peces que fueron llevadas a las despensas, Aronnax pensó que reanudarían su viaje submarino, pero el capitán le dijo que sería bueno viajar hacia el Polo Sur lo que sorprendió a Aronnax.

Seis semanas después el capitán dijo a Aronnax que habían llegado a Vanikoro le contó que el capitán La Pérouse partió el 7 de diciembre de 1785 con sus naves Boussole y Astrolabe llegando a los arrecifes desconocidos de Vanikoro, uno embarrancó en la costa meridional y el otro encalló también, así que se instalaron en una isla y construyeron un barco más pequeño en el que algunos marineros se dirigieron a las islas Salomón, después de contarle esa historia le enseño una caja de hojalata en el que había unos papeles amarillentos, eran las instrucciones del ministro de Marina al comandante La Pérouse, anotadas marginalmente por Luis XVI.

Una semana después comenzó el año de 1868 habían abandonado Vanikoro y se dirigían a El estrecho de Torres cuando de pronto el Nautilus choco contra un peñasco permaneciendo inmóvil y ligeramente inclinado a babor, teniendo que esperar que la marea subiera para que los pusiera a flote Ned pidió permiso al capitán de salir en la canoa para ir a la isla que estaba cerca y poder cazar algún animal, el capitán les autorizó la salida, sin perder tiempo bajaron a la isla donde se sintieron libres, en el momento que estaban planeando no regresar al Nautilus una piedra callo a sus pies en el mismo instante que eran atacados por unos salvajes corrieron a la canoa para ponerse a salvo y regresar al Nautilus olvidando así sus planes.

El 13 de enero llegaron al mar de Timor, el capitán tomo sus gemelos examino el horizonte quedando inmóvil, de pronto dijo a cuatro de sus subordinados que llevaran a Aronnax, Consejo y Ned a la celda donde habían permanecido la primera noche estos obedecieron permaneciendo encerrados hasta el día siguiente que llevaron a Aronnax a un camarote en donde había un hombre con el cráneo roto por un instrumento, dejando los sesos al desnudo, después de curarlo y vendarlo dijo al capitán que no viviría más de dos horas, al día siguiente volvieron a ponerse los aparatos de alumbrado y de respiración y bajaron al reino del coral en donde sepultaron a su compañero donde el capitán dejo rodar algunas lágrimas.

Segunda parte

La vida del capitán se desarrollaba totalmente en el seno de los océanos siempre con la desconfianza irreducible e implacable de la sociedad y aunque sus hipótesis eran muy vagas Aronnax, Consejo y Ned seguían abordo sin saber cuando sería el día en que quedarían libres.

El 21 de enero la embarcación se dirigió hacia el oeste surcando las aguas del Océano Índico en donde fueron sorprendidos por una manada de tiburones que dejaron atrás por la velocidad que tomo el Nautilus, después encontraron unos cadáveres que flotaban en la superficie de las ondas, mas adelante se encontraban en un mar lácteo debido a una especie de gusanillos luminosos de aspecto gelatinoso e incoloro del grueso de un cabello que suelen adherirse entre sí en espacios hasta de cuarenta leguas, cuando por fin pasaron todas esos inconvenientes ya era el 28 de enero y se encontraban cerca de la isla de Ceilán celebre por sus pesquerías de perlas que mas adelante visitaron por invitación del capitán sin dejar de advertirles que allí había muchos tiburones, a las cuatro de la mañana partieron a su nueva aventura, en el camino se ocultaron en un surco muy amplio donde apareció también un hombre y detrás de él un tiburón, el capitán empuño su cuchillo enterrándoselo en el vientre al animal, Ned esgrimo su arpón y fue en auxilio del capitán salvándole la vida, después de esa experiencia tan desagradable regresaron al Nautilus.

El 9 de febrero se encontraban en la parte ancha del mar Rojo donde aseguraba que había un paso subterráneo para llegar al Mediterráneo al que había llamado Arabian-Tunnel, nadie mas lo había descubierto, así que decidió mostrarles a sus huéspedes su descubrimiento y el 12 de febrero estaban en el Mediterráneo en donde Ned aprovecho para decirles a sus compañeros que era la oportunidad para escapar Aronnax dijo que no podían arriesgarse sin estar seguros de que funcionaría ya que si el capitán se daba cuenta no se los perdonaría.

Al día siguiente Aronnax estaba haciendo un estudio de los peces del archipiélago griego donde se encontraban cuando entró el capitán y sacó de un mueble muchos lingotes de oro para entregárselos a un buzo que lo esperaba para llevarlos a tierra, el capitán salió sin decir una sola palabra dejando a Aronnax con sus múltiples preguntas sin respuesta.

Partiendo en la madrugada del 16 de febrero de los parajes griegos Ned tuvo que abandonar sus proyectos de fuga ya que el Nautilus impulsado por su hélice penetro hasta lo más profundo del mar en donde pudieron vislumbrar las ruinas del templo de Hércules, regresando a flote en el Atlántico Ned insistió una vez más en la fuga, se tubo que suspender nuevamente porque el capitán parecía saber las intenciones de sus huéspedes.

El 21 de marzo llegaron al Polo Sur, desplegaron una bandera negra con una N de oro bordada en el centro, el capitán había cumplido su gran reto, el frío era penetrante, Nautilus descendió lentamente para dirigirse hacia el norte cuando choco con un enorme bloque de hielo, la situación era muy peligrosa, después de agotar los recursos que tenían para salir de allí el capitán se acerco y les dijo a todos aquí podemos morir de dos formas aplastados o por asfixia, pero también nos queda el recurso de salir al mar y destruir el iceberg todos tendrían que trabajar, decidieron cooperar antes que morir y el 27 de marzo lograron sacar a Nautilus poniéndose rápidamente en dirección al cabo de Hornos.

Durante varios días el Nautilus se alejo de las costas americanas, al capitán no le gustaba estar cerca de la sociedad, Aronnax hablo con sus compañeros y un día después enfrento al capitán para darle a conocer personalmente las intenciones que tenían para abandonar el Nautilus, pero el capitán lo recibió con un manuscrito, al enseñárselo dijo que el último sobreviviente del Nautilus lo metería en un recipiente para que el mar se encargara de darle destino, Aronnax le sugirió que ellos podían hacer buen uso del manuscrito, el capitán respondió que nadie tenía derecho a salir de allí una vez que había entrado y sin dar más explicaciones se marcho, cuando Aronnax les comunicó la decisión del capitán a sus compañeros Ned les propuso que cuando estuvieran cerca de Long Island o de Nueva York el huiría aunque ellos se quedaran allí, pero pronto los alcanzó un huracán que lo hizo desistir de su fuga.

El 2 de junio se escuchó un cañonazo que venía de un barco de guerra el que muy pronto fue derribado por el capitán, cuando esto paso el capitán fue a su cámara, seguido por Aronnax, detrás de los cuadros de sus héroes había el de una mujer y dos niños a los que tendió sus brazos, se arrodillo y hecho a llorar, a partir de ese momento la vigilancia desapareció y Aronnax junto con sus compañeros vieron verdaderamente la oportunidad de fugarse así que sin pensarlo se prepararon para llevar acabo su plan estando a 20 millas del este, salieron del Nautilus cuando escucharon voces y gritos adentro, por un momento pensaron que se habían dado cuenta de su huida, pero estaban en medio del remolino de El Maëlstrom que los atrapo desapareciéndolos de la superficie, a la canoa en la que se fugaban Aronnax y sus compañeros la lanzó cerca de las islas Loffden donde fueron rescatados por un pescador que los llevó a su cabaña y tiempo después pudieron regresar a Francia, sin saber jamás nada del Nautilus.

Personajes

Aronnax: Protagonista de la historia y profesor del Museo de París.

Capitán Nemo: Protagonista de la historia y capitán de Nautilus.

Consejo: Asistente de Aronnax.

Ned Land: Arponero.

Farragut: Comandante de Abraham Lincoln.

Fuente